sábado, 21 de agosto de 2010

¡Hey rojito! ¿En qué habíamos quedado? límpiate las lágrimas y sonríe

Además estoy yo aquí contigo, y yo te amo

2 comentarios:

Erik...!!! dijo...

Cada lagrima limpia una herida de tu corazón... y cada tristeza, al final, fortalecerá tu corazón n_n

Jorge Luis Barrera dijo...

Erik tiene razón.
Espero andes bien rojito.